miércoles, 4 de julio de 2018

Requiescant


Spaghetti Western dirigido por Carlo Lizzani sobre un muchacho mexicano adoptado tras una masacre que tenía olvidada, llamado Requiescant, interpretado por Lou Castel. Requiescant viene de la palabra parte de la frase en latín que significa descansa en paz, que es lo que hace el protagonista y así se despide, que tengan todos santa sepultura.

En el filme un militar aristocrático del norte por ansiar querer apropiarse de tierras mexicanas traiciona un pacto y genera una masacre. El tiempo pasa y los americanos terminan dominando a los mexicanos que yacen de sirvientes o como habitantes de segunda clase. Requiescant cambiará esto de manera sencilla, como quien no quiere la cosa, ya que no es un tipo violento, al buscar rescatar a la muchacha con la que se crió como hermano de la prostitución forzada.

Los malos tienen encanto, liderados por George Bellow Ferguson (Mark Damon), que tiene una similitud física con el Conde Drácula. El filme es político con él haciendo mención de la libertad y de la mejoría del pueblo llano, representado en los mexicanos oprimidos. A Ferguson lo acompañan dos asesinos en especial, dos pistoleros, el rubio Dean Light (Carlo Palmucci), que además es proxeneta, y el gran Franco Citti como Burt, tipo que carga una muñeca.

El filme tiene grandes escenas, que tienen cierta originalidad, como cuando finalmente se hace cargo Requiescant de Ferguson y de Dean Light o cuando los pobladores van al fuerte a recoger huesos, cadáveres. Requiescant es un muchacho sano, aficionado a leer la biblia, y no gusta de matar, pero le viene natural la habilidad. Tiene apariencia de hombre humilde, aparte de su juventud. Todo esto crea mítica a su alrededor, aunque tampoco nada del otro mundo. El filme tiene un buen recorrido y se presta a ser algo novedoso.

Entre otras curiosidades está la presencia de Pier Paolo Pasolini como un sacerdote revolucionario, aunque exento de disparar. También está otro actor habitual de Pasolini, el simpático Ninetto Davoli que tiene un papel muy secundario. Pasolini sirve de paso como lugar de mensaje político. En ello el filme quiere ser algo trascendente, pero se aprecia mejor como entretenimiento. Es un filme atractivo, con varias emboscadas contra Requiescant, incluido el uso de dinamita, explosiones, y salvarse por una simbólica campana gigante. La religión tiene fuerte injerencia, desde el título, como apoyo al pueblo y a su hijo predilecto, Requiescant, un típico héroe. También no falta la belleza femenina con mujeres sacrificio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario