jueves, 29 de septiembre de 2011

Zodiaco

Siempre se habla del crimen perfecto, ¿es posible?, y aunque uno cree responderse que no, la historia que tenemos entre manos refiere todo lo contrario, sin embargo a costa de cambiar el destino de esa realidad la cinta de David Fincher hace una investigación pormenorizada basada en el libro de Robert Graysmith personificado por Jake Gyllenhaal en el que sería el gestor de la ebullición detrás del asesino serial llamado como Zodiaco.

Muy bien articulada la trama acomoda los datos que denuncian el camino que perpetró el criminal hasta concebir una hipótesis sobre quien pudo ser ese anónimo personaje. Se puede ver la recreación de los asesinatos y en general las pesquisas que siguió la policía. Otro de los puntos ejes del relato es el oficial a cargo del caso, David Toschi (Mark Ruffalo), alguien probo de quien se dice se copiaron algunas características para crear el personaje de Steve McQueen en Bullitt (1968), no obstante éste finalmente es casi un ente pasivo en comparación con la energía que desprende el caricaturista Robert Graysmith que obsesionado con los enigmas que envía el petulante e inteligente homicida codicioso de fama decide adjudicarse la misión de descubrir quién es el hombre detrás de la señal del reloj y de los criptogramas astrológicos que mantiene en vilo a San Francisco, escurriéndose de la ley y hasta burlándose de ella con mensajes en los medios de comunicación.

El tercer centro de la película lo forma el periodista Paul Avery (Robert Downey Jr.) que lleva al pie de los hechos el acontecer noticioso provocado por las muertes del serial killer, aunque desprovisto del glamour de su celebridad mediática y más cerca del disfuerzo éste lo hace por puro interés personal. En cambio Toschi y Graysmith esperan atraparlo por altruismo y por una necesidad de justicia; como dice el caricaturista, para ver el rostro que esconde el monstruo que no deja de ser un ser humano sin los engrandecimientos que acostumbran ciertos retratos, y que para sí mismo lo logra en el colofón.

El ritmo del filme es fluido, no se siente el tiempo que trascurre, muy efectivamente repartidos los elementos indagatorios y conclusivos del que dispone el guión tan persuasivo que uno percibe hasta el latir del corazón de Robert que en un momento teme por su vida en uno de los pocos sótanos que sindican de alguna forma al verdugo. Se ha de decir que el filme presenta un marco general muy coherente y completo sobre los sucesos, con la dirección de señalar un culpable en medio de dos razonables propuestas de la que termina desechando una posibilidad para dirigirse hacia un único sujeto. Hay también una expurgación de la amplia gama de información referida a la investigación, se asumen cuales son los acontecimientos superficiales, toda la parafernalia se procesa y se separa de lo que para muchos fue un acontecimiento muy importante, parafraseando a Graysmith, nuestro pequeño héroe que lentamente deja de ser impertinente e impone su motivación y toma predominancia mereciendo el respeto que su dedicación se gana, un ciudadano común tan comprometido que es capaz de sacrificar la paz de su matrimonio por lo que el trascurrir de los años terminó olvidando.

En un momento de inspiración vemos el gran paso de Graysmith, acercarse a Toschi en medio del estreno de Harry el sucio (1971), una trama policial que tenía de enemigo a Escorpio, nada menos que el mismo Zodiaco, y en adelante ambos trabajaran juntos, no sin algo de conflicto en pos de solucionar el misterio.

Fincher se las arregla para mantener la tensión y el interés del público en dos horas con cerca de cuarenta minutos, en una cinta neuronal de grave y entretenido despliegue que puede integrar los dos sentidos, similar a la muestra de un plano de estrategia bélica en diáfana y fácil trasmisión como ejecución que vemos progresivamente hasta llegar a tener la certeza que adjudica la tesis de nuestro personaje principal. Cada movimiento lleva un respiro, en una articulación que ordena las piezas para que el panorama esté despejado para el entendimiento. Si se presta atención estaremos jugando al detective, en ello hay mucha habilidad para involucrar la curiosidad, anotando señales y rechazando distracciones, y aunque el desenlace no logre quizás el éxito mágico, hemos vivido cada instante de intranquilidad, de pasión, de persecución, de interrogación que se nos ha impartido.

Pocas veces una cinta puede albergar tanta emoción visual con lo que estaría bastante empatado con la escritura periodística de no ficción, fabricando su propio impacto a través de la imaginación y la creatividad que ha sabido llenar vacíos, mantener una credibilidad y materializarse de forma accesible, natural, como para hacernos creer que tenemos potestad omnipotente para estar en todas partes y verlo todo desde el privilegio que otorga las cámaras de Fincher, que ha sabido detener el reloj y meternos en la historia entregándonos minuciosamente información de primer orden en diestra armonía.

Zodiaco se convierte en algo físico partiendo de abstracciones y oscuridades, un logro invalorable que se puede ver como una cacería, como el álbum de memorias de un psicópata o como la radiografía de un sueño.

27 comentarios:

  1. Fincher siempre me había parecido un director bastante interesante, pero pocas veces me llenaba. Sin embargo, últimamente se fue conviertiendo en unos de mis favoritos y ésta me parece un peliculón en toda regla. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hace poco he vuelto a verla y mantiene el encanto del primer día. Incluso me attrevería a decir que gana con el tiempo. Sin duda, lo mejor de Fincher.

    ResponderEliminar
  3. Ví esta pelicula hace un tiempo y me encantó, mantiene muy bien la tensión y el interés por la trama, ¿puede ser qué haya otra basada en este libro pero de más duración?
    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Zodiac es mi peli favorita de Fincher después de Seven, me encantó. La recreación y el relato de los hechos me parecen sencillamente perfectos con el atractivo añadido de ser una historia real y del aura de misterio y mitología de la historia muy bien reflejada en la película. Mark Ruffalo se merecía haber optado al oscar al mejor actor y Fincher a mejor director. Muy buena. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. No he visto la película pero es de las que me gustan y tu comentario incrementa mi deseo de verla...

    Un abrazo serio para Mario!!

    ResponderEliminar
  6. Me encantó esta película que no buscaba la tensión de las persecuciones policiales imposibles.
    Es una buenísima elección.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. A mi me encantó ésta película en todos los aspectos, incluso en su duración (y es que a mucha gente le parece excesiva), aunque creo que lo mejor de toda la película es Robert Downey Jr, actor por el que siento especial predilección.

    La trama está fantásticamente urdida, uno piensa que Fincher tiene una mano especialmente preparada para los thrillers y las historias de misterio.

    La música es sobrecogedora, y quién lo diría con ese Hurdy Gurdy Man de Donovan, paradigma del hippismo de los 60 ahora utilizado como fetiche de un sádico asesino en serie.

    Si es que se le puede criticar algo, yo me apoyaría en algún giro de guión de cara a la galería que deja un poco perdido al espectador en la historia. Pensando un poco en la visita del periodista al proyeccionista de películas en su casa. Por no introducir un spoiler, imagino que ya sabrás a qué momento me refiero.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Bueno Mario, de esta si puedo hablar. La considero una de las grandes obras de los últimos años. La guardo como oro en paño. Su aparente estilo documental y setentero, es solo eso aparente, ya que la trama no deja de crecer hasta convertirse en una obsesión mayúscula, tanto para el protagonista como para el espectador. Me parece un film rotundo, magistral en la narración y con interpretaciones de mucha altura. Esos mensajes cvifrados, ese asomarse a los abismos del mal, es captado por Fincher con absoluta maestría. Interesante reseña. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. La tengo en casa pendiente de ver desde hace un montón de tiempo, ya va siendo hora...

    ResponderEliminar
  10. Esta es mi película favorita de Fincher, especialmente el fluido montaje del director. Me encantan también los homenajes a otros clásicos de la investigación como Todos los hombres del presidente. Tremendamente absorbente y visualmente impecable.

    ResponderEliminar
  11. A pesar de su desarrollo lento, sorprende cómo engaña a los espectadores con pistas falsas, y para mí resaltan en retrato de la época y la obsesión del protagonista.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Siempre crei que despues de
    "El silencio de los corderos" y
    "Seven" no habria ninguna pelicula de este genero que la superara ese nivel y me equivoque porque
    "Zodiac" es un film muy bueno,a lo
    mejor no es tan bueno como las otras dos pero esta cerca.
    Gran post amigo Mario.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo con tu opinión. La película de Fincher es un auténtico tratado de una investigación que se escapa y con ella, tantas y tantas cosas. Una película genial que se encuentra entre las mejores de Fincher (aunque a estas altura ya tiene tres o cuatro auténticas obras maestras).Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy buena crítica, Mario, estoy de acuerdo con muchos de los aspectos que comentas - y a pesar de que es una película que a priori me habría encantado, por el argumento y cómo se proyecta, me pareció excesivamente larga y lenta. Es una pena, había puesto demasiadas expectativas en ella, por eso creo que a mi me fallo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Fincher sabe cómo contarte una historia. Si admiré tanto el prodigio narrativo de The Social Network, fue justamente por algo. Este Fincher me encanta, el que poco a poco saca las piezas de un rompecabezas en el todo parece estar confeccionado milimétricamente, cosa que no es así. Recuerdo vagamente el film, lo vi una noche que estaba muy cansado; sera momento para reemplantearme su visionado antes que lo juzgue, aunque Fincher hasta el momento me ha decepcionado, todos sus trabajos me parecen de notables a excelentes. Un saludo Mario. =)

    ResponderEliminar
  16. Me encantó esta película. Me gustó mucho el modo en que se desarrolla la investigación. Una película para escuchar y disfrutar. Y se agradece que no quiera ser espectacular en cada escena. Que le dé prioridad a la historia.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. No la considero para tirar cohetes, aunque es bastante entretenida y las actuaciones no están nada mal.
    Eso sí, no entiendo porqué generalmente se la encasilla en terror... =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  18. La vi hace tiempo pero me has refrescado la memoria. A mí Zodiac me tuvo pegado a la pantalla durante sus más de dos horas. Creo que está muy bien construida la historia. Sin embargo, me gustó más Seven, pero reconozco que Zodiac está muy bien hecha.

    Y yo confieso: me gusta más el Fincher de Seven y Zodiac que el de El club de la lucha. Cosas mías!!

    Magnífica reseña!

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. No es un tipo de película que me apasione (tampoco lo son películas como "Todos los hombres del presidente", a las que recuerda en más de un momento), pero me gustó verla y no creo que su metraje sea excesivo. De Fincher sólo he visto "Seven" y "El club de la lucha", y no acabé de entrar en ellas. Ante ese estilo de cine con asesinos en serie, realidades paralelas y demás paranoias del mundo moderno, tengo la impresión de estar anclado en el pasado, como si me costara disfrutar de algo rodado después de la década de los sesenta.
    Me ha gustado mucho el análisis de la película, como siempre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Pues yo voy a discrepar un poco. Aunque me gustó mucho, para mi la mejor de Fincher fue El Curioso caso de Benjamin Button, mira que era larga y creo que la direccion fue buenisima.
    S2!!

    ResponderEliminar
  21. La obra maestra de David Fincher, produce nervios, tensión y por momentos desesperación. Cierta escena en un sótano, sí, te pone los pelos de punta.. es genial.
    Muchos le han reprochado el tiempo de duración. Pero dentro de todo es tremendamente ágil. El tiempo no, no se siente. Para nada. Al contrario..

    En cuanto a la reflexión del crimen perfecto, yo tengo una pequeña teoría. Un crimen perfecto es aquel que vive durante siglos sin haber sido descubierto por nadie. Es decir, sin que nadie lo llame crimen (ya sea porque muere de "forma natural" o porque nadie conoce a la víctima)

    Muy buena publicación.
    Como siempre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Hola Mario! Una excelente película, que nos demuestra de nuevo el buen hacer de Fincher. También me gustaron de él:Se7en, La habitación del pánico y The Game; sin duda un director muy talentoso, y ésta una película que te atrapa, y cuyo resultado es impecable e intachable. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Me gusta tu texto, y no tanto la película, que vi algo hueca, desangelada.

    ResponderEliminar
  24. Hola Marío.

    Zodiac es una película que tiene la cualidad de demostrar que se puede ser una cinta tan intensa como Seven sin utilizar persecuciones y asesinatos escabrosos, ya son casi más de diez años desde la inquietante cinta de David Fincher que cambió las reglas del thriller y con este film vuelve a regalarnos una brillante cinta que tiene la cualidad de seguir el patrón de los clásicos y a la vez parecer novedosa.

    Siguiendo la estela de EL ESTRANGULADOR DE BOSTON o la reciente MEMORIES OF MURDER, la película se centra en el efecto que causa un asesino en la sociedad y sobretodo en sus perseguidores (y por otra parte en los espectadores, ya que tenemos la angustiosa sensación de que nunca ninguna pista nos llevará al asesino) cayendo estos en la paranoia, la obsesión y la frustración, calificativos que encajan perfectamente en esta maravillosa cinta.

    Es de destacar también la maravillosa elección del casting, pasando por un memorable Robert Downey Jr (haciendo de el mismo) y sus dos protagonistas a todos los secundarios que ayudan a montar el puzzle de Zodiac.

    En los tiempos donde predominan los "Hostel" y los "Saw" (que le deben su existencia curiosamente a Seven) David Fincher ha demostrado de nuevo su mano maestra regalándonos una cinta modélica que se aleja de los convencionalismos del thriller contemporáneo acercándose a una madurez como director que dentro de unos años lo puede poner en un lugar muy destacado y es digno de mención que para ser un director formado en la cultura de los video clips y el director de la ultramoderna CLUB DE LA LUCHA (aquí también emplea efectos especiales de una manera sabia y efectiva) haya realizado una cinta que Clint Eastwood no renegaría de ella (ver Mystic River).

    Muy recomendable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Yo que nunca fui un gran admirador del cine de Fincher, caí rendido a sus pies con este film, para mi el mejor, claro.

    Respecto a lo que me comentas en mi blog de las dos versiones, cuando las comparas ves lamentablemente los pocos recursos económicos de que disponía Don Luis, mientras que en la peli de Robert Florey la escena está rodada con unos medios magníficos.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  26. Una de mis grandes películas del nuevo milenio. Me atrapa desde el primer minuto. Tengo pendiente la versión extendida. Es una de las grandes joyas de Fincher. Me convence todo. El diseño de exteriores una obra maestra.

    Un abrazo amigo

    Pd: he cambiado de dirección de blog. Ahora es www.elantepenultimomohicano.com aunue con la antigua vas directo también.

    ResponderEliminar
  27. Me gustó mucho esta película y el libro, que lo leí antes de verla. Muy bueno ambos.

    bsos!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario con educación. No coloques enlaces a otros espacios. Evita dar spoilers si bien todo aporte argumental puede expresarse con sutileza. De lo contrario no se publicará.