viernes, 2 de septiembre de 2011

La ventana indiscreta

Clásico indiscutible, muy popular dentro del mundo cinematográfico, perteneciente al director británico Alfred Hitchcock, maestro del suspenso, que está dotado de una filmografía muy rica y admirada alrededor del orbe. Cuenta con la hermosa Grace Kelly, una de las rubias más idealizadas del séptimo arte, sueño de tantos hombres, provista de una belleza en la cual faltan adjetivos para alabarla. Y con James Steward, el actor del rostro inteligente.

En la película se nos narra que un fotógrafo que viaja por el mundo de nombre Jeff está en reposo en su apartamento tras llevar una pierna escayolada, siendo en medio del tedio que empieza a espiar a todos sus vecinos, y a modo de recreación descubre una fascinante gama de personajes que pululan por los edificios de enfrente a su hogar como la dama solitaria, el pianista fracasado, la bailarina avispada y en particular un misterioso hombre del cual intuye ha asesinado a su convaleciente mujer.

A partir de ese momento, Jeff, James Steward, empezará a hacer conjeturas sobre aquel “asesino”, observando cada movimiento que ejerza, junto con su novia Lisa, Grace Kelly, con la que se convertirá en espía de aquellos actos ajenos. En medio de la trama hay un pequeño drama casero, Lisa es una mujer perfecta según la definición de Jeff, ella es guapa, adinerada, sofisticada y culta, trabaja en el círculo de la moda, lo que la hace un poco superficial. Lisa solo ansia casarse con su pareja, sin embargo Jeff no está muy convencido ya que suele viajar en condiciones precarias y destinarse a una actividad riesgosa, por lo que le parece que su vida es incompatible con el estilo distinguido de su bien amada. Y de ello que estén envueltos en una encrucijada con respecto a su relación.

La confidente de nuestro fotógrafo resulta ser la criada y enfermera que viene a hacerle masajes y a prepararle el desayuno, Stella, una mujer campechana y hacendosa pero provista de una lengua viperina y cáustica; que también es participe de la vigilancia que le otorgan a Lars Thorwald, el supuesto homicida. Y por último hay un cuarto personaje atento al espectáculo que otorga la ventana indiscreta aunque incrédulo al crimen que se le a tribuyen a Lars, se trata del detective Thomas Doyle, antiguo amigo de Jeff.

Mientras vemos la cotidianidad de los días de nuestro enclaustrado protagonista, que curioso observa por binoculares o por la lente de su cámara de largo alcance todo lo que sucede alrededor, Hitchcock va alimentando nuestra sospechas con las acciones que se divisan desde el cristal del domicilio de Jeff, pero a su vez desestabilizándolas con otros argumentos contrarios, generalmente ésta contraparte la faculta Doyle que con sus pesquisas técnicas tratan de desmentir toda hipótesis. En esa discusión que provoca la ambigüedad de un suceso no esclarecido ni siquiera asumido oficialmente que parte de una interpretación algo ligera y privilegiada, yace el leitmotiv de la película. Suficiente para fabricar una historia provista de mucho temple, indagación, vaivenes discursivos, aplicada diversión y sobre todo mucho suspenso.

La obra es sencilla en sus postulados creando un in crescendo a medida que trascurre el metraje agregando pistas, distrayéndonos, atrayéndonos, haciéndonos cambiar de parecer continuamente, con una esencia cargada de una inocencia rayando en lo hermoso tan característico de éste cine clásico rotundo y sin complejos, de amable trato con el espectador que rápidamente interviene en toda la realización. Una obra maestra que ha sido aclamada por crítica y público. Una estructura de orfebrería que a manera de cuento accesible a todos hace hincapié en el misterio que predomina, solo que otorgándole cabida a otros temas secundarios en la relaciones de pareja, en la socialización humana, en el deber para con el prójimo, en nuestra humanidad diaria, pero sin casi obligarnos a asumirlo por descontando sino viéndolo discretamente mediante método, porque el esquema de Hitchcock está desprovisto de enseñanzas rimbombantes aunque claramente se le ubica si prestamos atención, es un tómalo o déjalo, un aprovéchalo si lo captas, porque el maestro no se hace problemas de ningún tipo y en cierta imperfección yace su osadía de gigante.

Y que ante todo como plato fuerte sigue la ruta de un thriller muy distante de la velocidad contemporánea; el que se rige bajo la regla de emular el teatro con todo ese garbo e histrionismo aceptado y consciente, trasportado al ecran, pero que aún así mantiene su proximidad con cualquier individuo promedio, con un producto que justifica por completo su destino, lo que define el cine de éste estupendo director amado e idolatrado con justa razón.

22 comentarios:

  1. Escribe François Truffaut:

    "En 1962, encontrándome en Nueva York para presentar Jules y Jim, me di cuenta de que cada periodista me hacía la misma pregunta: ¿Por qué los críticos de Cahiers du Cinéma toman en serio a Hitchcock? Es rico, tiene éxito, pero sus películas carecen de sustancia. Uno de esos críticos americanos, a quien yo acababa de hacerle el elogio, durante una hora, de La ventana indiscreta, me respondió esta barbaridad: A usted le gusta La ventana indiscreta porque, no siendo habitual de Nueva York, no conoce bien Greenwich Village. Le respondí: La ventana indiscreta no es una película sobre la ciudad, sino sencillamente una película sobre el cine. Y yo conozco el cine"

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Una de mis preferidas de Hitchcock, James Stewart espectacular, como siempre, y quizá la más perturbadora de todas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Todo un clásico!!
    Hitch siempre supo hacer que la vida cotidiana no nos parezca tan simple y aburrida.
    Maravillosa esa fachada con todas esas vidas a disposición de unos buenos prinmáticos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es un peliculón!!
    De las que más me gustan de Hitchcock, además que este hombre tenía un coco tremendo a la hora de rodar ciertas escenas, en cuanto a planos y demás.
    James Stewart me gusta mucho, es una pena que ya no haya actores así...

    Besotess

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta película y comparto contigo todo lo que has escrito, es que Hichcock era un fenómeno

    ResponderEliminar
  6. Una pelicula fascinante, con uno de los climax mejor logrados en el cine. La trama esta llena de matices, y la vuelven poco a poco objeto de una atencion irremediable, tal vez su inicio parezca un poco aburrido y sin interés, pero a mi me encanta como todo empieza a tomar forma. Y esa manera de llevarnos a sospechar en un principio y despues ya no, es una tecnica que simplemente nos agobia pero que la vez ratifica la personalidad de una cinta que engaña al espectador y lo vuelve su títere. Y siempre digo, esa sensacion de espiar al vecino, es una especie de morbo imposible de obviar, y que Hitchcock lo presenta a la perfección.
    Gran reseña Mario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo no sé si ésta es de las mejores de Hitchcock, pero a mí es de las que más me gustan, porque además me parece entretenidísima. Hitchcock nos hace participar totalmente en esta historia, nosotros vemos todo lo que mira el personaje de Stewart y compartimos también sus emociones. Y el reparto, perfecto. Uno de los mejores papeles de Stewart, Thelma Ritter ideal como Stella y Grace Kelly... pues una de las mujeres más espectaculares de la gran pantalla, guapísima y elegantísima a más no poder, aquí en concreto está impresionante. Ah, y el famoso Ironside/Perry Mason como el supuesto homicida. Y a lo largo de toda la película, genialidades "tipo Hitchcock". Muy buena elección ésta, Mario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Mario! Con tus estupendas palabras has descrito perfectamente la esencia de la película; es cierto que vista desde nuestro días parece hasta algo inocente, acostumbrados que estamos a imágenes duras que vemos continuamente en televisión, pero la trama sigue enganchando de igual manera, y los actores deslumbrando con su belleza y profesionalidad, además la película está dotada de ese peculiar color que ofrecía el cinemascope, y de la presencia de unos de los mejores actores del cine como fue James Steward, y de las acttrices más carismáticas y elegantes : Grace Kelly. ¿Quién da más?. Muy buena tu entrada, besos.

    ResponderEliminar
  9. Esta película es una auténtica referencia, la ví hace bastantes años y me gustó, casí todas las de Hitchcock me gustan y después hay muchas series que hacen alusión a la escena

    ResponderEliminar
  10. Me alegra ver que estos nenúfares siguen destilando saber cinematográfico y buenas letras que da gusto leer.
    Peliculón sin duda esta Ventana Indiscreta, a ví con 10 añitos por primera vez y me impacto, cada vez que al revisito no desmerece,
    un saludo

    ResponderEliminar
  11. Que puedo decir Mario,este film es magistral,lo tiene todo.Su tension que va incresciendo desde una curiosidad a causa de una lesion
    del prota.La enamoradiza belleza de una de las mas bellos rostros
    del cine y una direccion formidable.La forma de representar
    con cada personaje de los vecinos
    la posible relacion de los dos personajes principales (Jimmy y
    Grace) con su futuro casamiento es genial.

    ResponderEliminar
  12. Muy buena película, sobre todo por el estupendo James Stewart en su papel de despreocupado fotógrafo(vaya suerte que tiene que Grace Kelly vaya a cuidarle a casa). No obstante me gustan más otras cintas de la misma época de Hitchcock como "Vértigo" y "Con la Muerte en los Talones". Desde luego es toda una radiografía del "voyeurismo", cono parte de esos elementos más adultos e implícitos que Hitchcock siempre introducía en sus películas.

    Un saludo Mario

    ResponderEliminar
  13. clasicazo. reviví esta peli hace unos días, de alguna manera, con burt simpson, en ese episodio en el que se rompe la pierna en un mal salto a la piscina y tiene que quedarse en su habitación. sospecha de flanders como el autor de un asesinato!

    ResponderEliminar
  14. Un claro ejemplo de como se puede hacer una buena película sin muchos protagonistas ni escenarios.
    La calidad de la dirección es indiscutible. Hace años se filmó un remake que contaba con el malogrado Cristopher Reeve, pero no estuvo a la altura.
    James Steward, como siempre, espectacular.
    Buena reseña Mario.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  15. La vi hace muchos años. La impresión que me fue quedando con la distancia fue inquietante por esa constante mirada desde la ventana. Tu estupenda entrada me ha hecho recordar muchos detalles y la historia completa. Es una gran película.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  16. Qué tal, Mario.
    Bueno, nada, esta es una de las grandes pelis de Hitch. Hay un gran suspense, enorme su clímax, con un in crescendo, como comentas, que es de infarto.
    Muy de acuerdo, y bien visto, lo que dices de que es un thriller distinto a los que ahora nos tienen acostumbrados, en donde los ritmos y la acción son muy distintos. Aquí la puesta en escena es teatral completamente y tiene bastante de novela detectivesca, incluso medio Agatha Chistie, pero, curiosamente, su estilo visual es poderoso y ejerce un poder de fascinación importante.
    Se puede decir de esta película que esta es una anécdota muy emocionante que le ocurre a un mirón… la curiosidad casi mata al gato, y en este caso el gato se llamaba James (el actor, quiero decir ;-P )
    Un saludo y grn post, Mario.

    ResponderEliminar
  17. Una de mis preferidas de Hitchcock. Hasta que vi la escena final nunca hubiera supuesto que una cámara de flashes podría usarse como arma defensiva. Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
  18. Qué buena reseña, Mario!

    Yo opino que esta película engancha al espectador porque en cierto modo todos somos algo vouyears y Hitch nos sirve en bandeja de plata esa posibilidad.

    Yo destaco a esa gran secundaria, Thelma Ritter, siempre impecable y siempre un lujazo!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. ¡Se me había pasado esta entrada! Y con lo que me gusta esta peli. Gran crítica la que haces de esta peli. Totalmente de acuerdo. No sé cuántas veces podré haberla visto. Porque si Hitchcock me encanta, por Stewart tengo debilidad. Y en esta película está soberbio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  20. Una gran referente cinematográfico!!!!
    y que grande Thelma Ritter!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Qué gran clásico! La vi el año pasado y me cautivó :) Me encantó el personaje de Steward y su interpretación.

    ResponderEliminar
  22. Esta es una de mis peliculas favoritas, y ya sabes (o creo que alguna vez te lo he dicho) que las peliculas antiguas las consumo muy poco, lo sé, idiota total.
    Pero esta en concreto la vi un día (a regañadientes) con mi tia, y me pasé todo el tiempo dando la lata de que me contara el final, me tenía intrigadisima, creo que volveré a verla de nuevo.
    Un beso chiquillo, que la Irene ya esta de vuelta al mundo blogero, que ya era hora ;)
    Nos vemos Mario

    ResponderEliminar

Deja tu comentario con educación. No coloques enlaces a otros espacios. Evita dar spoilers si bien todo aporte argumental puede expresarse con sutileza. De lo contrario no se publicará.