miércoles, 6 de junio de 2018

Mama Colonel


Honorine Munyole, es la jefa de una unidad de la policía en el Congo que está dedicada a proteger a las mujeres y a los niños congoleses. El retrato es horrendo, El Congo es un país lleno de violencia e ignorancia, es un país hundido en el atraso. Y es ahí donde una mujer como Honorine entra a tallar, a dar esperanza, pero sin grandilocuencia ni parafernalia, todo muy simple, su ayuda es básica. Brinda un techo esencial, alimento, enseña trabajos manuales, escucha a las víctimas para que no se vuelvan locas con tanta brutalidad. La guerra de los 6 días, entre Ruanda y Uganda, en la ciudad de Kisangani, trae muchas muertes, violaciones, dejan a las mujeres sin esposos e hijos. A estas víctimas las ayuda Honorine. La primera parte la dedica a recoger a las mujeres, a oír sobre sus sufrimientos y llanto, y en una segunda a los desorientados y asustados niños. Los niños, dueños de unos rostros angelicales, bellos e inocentes, son acusados de brujería, son encerrados, golpeados y corren hasta peligro de ser asesinados por sus familiares. El filme da una solución muy sencilla, pero perfecta, entrega a los niños maltratados a las madres que los han perdido. El filme del congolés Dieudo Hamadi es muy profesional y a la vez muy básico, todo el contexto es de una sencillez y crueldad pasmosa, es un mundo salvaje, pero muy frío, incluso soluciones elementales están sobre problemas muy graves. En el filme vemos como ésta coronel policía tiene que cambiar de ciudad, incorporarse y dirigir en otra unidad, pasa de Bukavu a Kisangani, donde las papas queman. Honorine es una mujer muy práctica y efectiva. Va a los mercados y explica el tema de la violencia al pueblo, pide donaciones. En un momento vemos mutilados y tullidos y se habla de falsas víctimas. Honorine tiene doble trabajo, tiene que corroborar que no la estén engañando. Se hacen presentes abogados. El Congo es un país pobre y convulso, pero hay gente muy fuerte y noble como Honorine, que prestan su entrega por un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario