lunes, 7 de marzo de 2011

Rabbit Hole


La película está basada en la obra de teatro del americano David Lindsay-Abaire del mismo título y es ganadora del Pulitzer a mejor drama en el 2007. Está dirigida por John Cameron Mitchell en su tercer largometraje. Con una elegancia y delicadeza resaltante éste filme nos habla de la pérdida de un hijo a temprana edad, un tema álgido de tocar que se trata con mucho tacto, sugiriendo y sensibilizando sin melodramas, abordando a los protagonistas de esa desgracia en ese trance terrible que muestra como lo manejan a poco tiempo de sucedido, a meses del incidente. El único infante del matrimonio Corbett fue atropellado por un muchacho de 17 años, ellos enfrentan esa grave ausencia que no les permite continuar sus vidas con normalidad y que gira diariamente en base a ello por ser algo que los ha transformado para siempre.

Becca (Nicole Kidman) y Howie (Aaron Eckhart) van a una sesión con personas que han tenido la misma catástrofe en sus vidas, interrelacionan con la familia de ella con los que siempre sale a relucir Danny, su niño fallecido; por un lado está la madre de Becca llamada Nat (la ganadora de 2 Óscars, Dianne Weist) que también perdió a un hijo aunque adulto y en diferente circunstancia, él murió siendo adicto a la droga; y en otro su hermana Izzy, una inmadura mujer que está embarazada y se encuentra relacionada con un músico de color que acaba de dejar a su pareja por ella. Becca no quiere tener contacto sexual con su marido y esto lo acerca a otra mujer que recién se encuentra sola con la que fuma marihuana, también quiere olvidarse del recuerdo de su primogénito desasiéndose de lo que se lo recuerde, incluso quiere vender su casa, lo raro es que ella persigue al joven que accidentalmente le quitó la vida a su pequeño y entabla una proximidad algo incomprensible con él, no le guarda rencor y lo escucha atentamente, el chiquillo parece muy afectado y eso lo lleva a escribir una caricatura sobre mundos paralelos que él ha llamado Rabbit Hole, un cómic de ciencia ficción que comparte con Becca, en ello no yace casi nada que contar, es solo eso, no tiene más sentido, es un vínculo que les hace pensar que en otro espacio todo es feliz y perfecto. Por su parte Howie no puede dejar de observar todo lo que le evoque a su hijo, mira videos antiguos en la noche a solas, trata de acercarse a su mujer siendo rechazado, comparte las charlas con otros padres que atraviesan por lo mismo que él con mucha disposición al contrario de su esposa, pero más tarde deja de asistir por estar acompañando a una mujer que también va a esas reuniones pero desde hace ocho años.

En la película se ve que sufren mucho pero insinuando y narrando su cotidiano vivir sin actos abruptos sino todo muy sosegado, sin embargo en un momento Becca se quiebra y llora angustiada en su auto observando al chico que atropelló a su niño ir a su fiesta de promoción, ambos se dan de cara en ese panorama que ha de darle remordimientos al muchacho quien dentro de la historia parece algo singular, cohibido, si bien tiene la suficiente valentía como para relacionarse con la madre del niño a quien mató, esa es la escena más fuerte de la historia, Kidman luce indudablemente devastada en un llanto desesperado. Las peleas tampoco faltan en la cinta y lentamente están destruyendo su hogar que se sostiene por la docilidad del marido ya que la mujer parece no tener mucho deseo de mantenerlo unido o en todo caso está despreocupada de ese pensamiento, el vacío es tan hondo que no les permite volver a empezar, Howie pretende tener un nuevo hijo pero ella no quiere, lo que los deja en un estancamiento que la trama busca superar.

En un apartado de la cinta Becca pelea con su madre que se plasma algo ignorante y cargosa que llega a fastidiar, la que trata de consolarla pero que no deja de comparar la muerte de su hijo con la de ella, como lo dice el personaje de Kidman, no es igual la muerte de un drogadicto desenfrenado por su adicción que la de un niño en un accidente, lo que Nat le refuta diciendo que igual a perdido a un hijo y por lo tanto es el mismo sufrimiento. La hermana tampoco es de mucha ayuda, es conflictiva y se muestra algo insensible, en un momento no recibe la ropa de su sobrino difunto porque considera que se vería extraño que lo utilice su próximo bebé a nacer. Algo a recalcar es que la cinta repite la palabra extraño en múltiples oportunidades, parece un tic en la boca de Nicole Kidman. De la historia hay que decir que las actuaciones son punzantes, hirientes, sentimentales, captan el ambiente que estas situaciones crean. La historia es pausada, se toma su tiempo para narrar, tiene un anhelo de ir hilvanando con una atmósfera discreta, suavemente melancólica, seca, monótona. Si algo hay que “recriminarle” es que no es apta para espíritus inquietos y no dispuestos a reflexionar con semejante tema, porque no busca las salidas fáciles y preparadas con antelación para convertirte en un mar de lágrimas, no intenta crear tristeza sobreactuando o sobreexponiendo, quizás en ese lugar si no somos perceptivos no nos conmovamos porque no es explicito el dolor en el filme, salvo algunas escenas ya bien avanzada la realización que son esporádicas y de no tan larga duración. Es un filme maduro que exige una atención especial y a pesar de que no llega a ser una obra maestra logra acercarnos un asunto complicado con mucha solvencia e inteligencia.

14 comentarios:

  1. I saw the trailer for this, Mario, but I thought it too sad for me to want to see. Excellent review as always.

    ResponderEliminar
  2. Seriamente, John Cameron Mitchell es un grande. Digo, ya sea por su "Hedwig and the angry inch", esa mezcla de musical rebelde y protestante con comedia dramática, con el tono ácido tan particularmente suyo (para colmo actúa, y hace un papelazo!) o por su "Shortbus", incomprendido drama convertido por el público en película pornográfica (y quizá es la mejor, porque parece ser la más personal y humanamente poética película que ha hecho), el hombre ha dejado su marca.

    Y cada película es un logro, a su modo. Porque aunque no sea un cine muy comercial (si vamos al caso, ésta es la que usa un elenco de gran convocatoria, y es la única en estrenarse en los cines de la zona donde yo vivo), siempre logra afianzarse a éso para hacer lo que se le da la gana. Y su personalidad, o la que plasma en sus películas, es espectacular.

    "Rabbit Hole" probablemente sea una de las mejores películas del año. En su momento, cuando hablé de ella en el blog, la comparé en varios momentos con "Revolutionary Road", más que con "Blue Valentine". Ok, la trama parece tener más puntos en común con la segunda (ojo, no es idéntica a ninguna), pero nunca falta alguna referencia al "afuera", ese mundo que tan extraordinariamente suele retratar el maestrísimo Sam Mendes.
    Y éste no se queda atrás, pisa el acelerador a fondo y deja correr un drama terrible, con una Nicole Kidman a la que el personaje la iluminó. No sé si es el mejor de su carrera, pero como personaje, es tanto el indicado para ella, como ella para encarnar ese personaje.
    Después, guión, música, todo. Una maravilla.

    Me permito, aunque nadie me oiga, aplaudir a Aaron Eckhart. Lo que vi en la pantalla me pareció increíble. Gracias a esta película me enteré de que ese hombre ACTUABA.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantó! Nicole está inmensa en esta película y el mensaje general de la cinta me encanta... Sin lugar a dudas cuando la vi fué una grata sorpresa!^^

    Buena crítica, aunque para la gente que no haya visto la película (que espero que a día de hoy ya sea poca), creo que cuentas mucho.

    Un saludo!^^

    ResponderEliminar
  4. Uy, pues no conocía esta película. La tengo que ver que Dianne Weist es de mis actrices preferidas, y si por lo que dices, Nicole Kidman parece haber "vuelto", mayor razón para ir a verla.
    Saluditos y gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Los dos actores principales me encantan (sobre todo Echkart, me ha demostrado varias veces que es un gran profesional pese a no tener el reconocimiento que se merece), y sin embargo, la película en sí misma no termina de convencerme. Pero la intentaré ver para tener un juicio realmente crítico y válido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Mario :)

    A mí personalmente me gustó la película, si bien como dices no es una obra maestra, es la típica que tienes que ver con calma y meterte en la historia para no aburrirte, es lenta y sobre todo intenta hacer reflexionar al espectador.

    Como bien dices no es apta para culos inquietos, por ello es una película que no es apta para todo el mundo, a mi me gustó pero también hay que saber a quién recomendarsela. Las interpretaciones de Nicole y Eckhart son más que correctas, sí transmiten los sentimientos de unos padres que han perdido a su hijo pero sobre todo me pareció conmovedor la "relación" entre Nicole y el chico que mató a su hijo accidentalmente, una muestra de humanidad digna de ser destacada.

    Buena crítica, como siempre ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuánto para aprender de lo que escribís! Me encantó éste blog tuyo. Ya te sigo.
    Me quedo leyendo.
    Pasa por los míos si tenes ganas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ante todo manifestar la sana envidia que me produce el hecho de que por ahí ya se puedan ver films, como Rabbit Hole, Blue Valentine, o Somewhere, los cuales yo podré ver dentro de un mes o dos como mínimo. No he leido aun esas críticas precisamente por ese motivo. Sin embargo si me he paseado detenidamente por tus comentarios sobre el discurso del rey, más allá de la vida o temple de acero (para mi Valor de ley),basicamente por que yo también las he comentado. Nuestros puntos de vista no siempre coinciden, lo cual me parece muy sano. Seguiremos en contacto.

    ResponderEliminar
  9. Me encantó Mario esta película. Sobre todos los actores, empezando por un Eckhart impresionante. Un filme tan realista como sutil. Me entristece que no tuviera mayor relevancia. De hecho en España no se ha estrenado aún. Este filme con tu anterior post, de lo mejor del año pasado sin duda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. apuntada queda, a ver qué tal está. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Muy buen post Mario, interesante película, aunque toca un tema muy triste. gracias por tu comentario en mi blog un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Mario, muy bueno tu blog. Me ha gustado mucho lo que has puesto sobre esta peli en la que trabaja Nicole Kidman, a la que últimamente no sigo mucho porque no me convence lo que hace (de Australia casi me salgo del cine). Esta parece un drama de esos en plan desgarrador y con bastante sentimiento. Me lo apunto. Bueno, nada, hasta otro momento en el que espero comentar más largo y tendido y leerte algún post más por ahí. Un saludo. Te sigo.

    ResponderEliminar
  13. Haber cuando nos llega a españa ,saludos blogeros!

    ResponderEliminar
  14. Lo malo de películas con temas tan "difíciles", desde mi punto de vista, es que caen en escenas "increíbles" fruto de la extraña relación de los padres con el "atropellador". Así me pasa con "Reservation Road" o con "The Crossing Guard". No sé ésta, pero por lo que cuentas, también parece...

    ResponderEliminar

Deja tu comentario con educación. No coloques enlaces a otros espacios. Evita dar spoilers si bien todo aporte argumental puede expresarse con sutileza. De lo contrario no se publicará.