viernes, 31 de julio de 2020

Terror en el espacio (Terrore nello spazio)


Ésta película es inspiradora de Alien (1979), perteneciente al director italiano Mario Bava, maestro del terror que lo dominó en grande, pero se desempeñó en varios géneros. Es una película que alberga mucho suspenso y misterio. El planeta al que llegan en 2 naves un grupo de 18 astronautas mediante un llamado de radio es como la inmersión al infierno, a donde espera la trampa del enemigo. Éste enemigo invisible que poco a poco irá conociendo la tripulación gracias a la inteligencia de su capitán, Mark (Barry Sullivan), tiene un fuerte sentido de su accionar, lo que deparará muy buen terror con la potente mezcla de la ciencia ficción. Es un filme que tiene su regadero de sangre, pero que juega fichas mayores, tiene de susto, pero no uno gratuito, fácil o fatuo. El filme tiene un terror muy bien trabajado, y una ciencia ficción -en sus escenarios especialmente- bastante competente. Hay ataúdes vueltos a abrir tras el entierro reglamentario y cadáveres resucitando. La ciencia ficción es en toda regla, una clásica lucha de dominación y sobrevivencia. Hay buena acción, hay momentos de desesperación. El capitán hace varios planes para salir adelante, no se deja vencer, aunque siente miedo, como afirma. El enemigo se distingue y no requiere de mucha pompa, pero se luce por la puerta grande, es bastante digno de temer. Aquí yace buena creatividad aunque de a pie digamos, sin ser algo muy raro, aunque el filme tiene su extravagancia. Es una película que no requiere de efectos especiales imponentes, pero que se disfruta harto. Muchas veces lo "chiquito" está muy bien hecho y cómo es original brilla y uno lo pasa fenomenal. Es ciencia ficción comercial, pero con alma de cine austero y de culto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario