domingo, 28 de febrero de 2016

Pronósticos del Oscar 2016


MEJOR PELÍCULA

Brooklyn

En orden, de mejor a menor película:
1.- The revenant
2.- Mad Max
3.- The Martian
4.- The Big Short
5.- Spotlight
6.- El Puente De Los Espías
7.- Room
8.- Brooklyn      

La disputa oficial por esta máxima categoría de mejor película se halla entre The revenant y Mad Max, con 12 y 10 nominaciones respectivas, como por el número de premios obtenidos en la carrera hacia la estatuilla dorada y los pronósticos generales. Son dos películas de gran alcance de público, son unos tanques cinematográficos, con calidad, claro; visualmente poderosos y sumamente entretenidos, son grandes experiencias en el cine, digamos que prima bastante el placer en ellas. En esa posición The revenant se hace más interesante que Mad Max, aunque tiene más detractores. Es la clásica película del año que privilegiada termina disgustando mucho por su posición en las apuestas. Además de que el director mexicano Alejandro González Iñárritu enfada a muchos con sus declaraciones vanidosas y tantas veces exageradas.  Mad Max en cambio es la película que millones aman, incluso los críticos serios, y de paso a su director, aparte de que siendo una película de acción pura y dura su triunfo podría representar la ruptura de cierto paradigma que constantemente niega la calidad de arte mayor a este género, o quizá sea solo una razón para nuevamente perder. De todas formas encuentro a The revenant mejor, aunque tampoco me va a disgustar que ganase en su lugar Mad Max.

Otras propuestas con sus posibilidades de triunfo son The big short y Spotlight, que se parecen en que ambas lucen como películas de grandes fondos o temáticas, siendo menores, digamos, en su trabajo narrativo, acotando que The big short es un filme que hace fácil y llevadero lo arduo y especializado y es todo un plus al respecto, que hasta se presenta con toques de comedia y entretenimiento, con lo cual su valor asciende mucho, especialmente por sobre Spotlight, la que es muy clara en todo sentido, donde le avala el gran tema que trata, bajo una buena y grata exhibición de una investigación periodística, aunque sus formas no sean especiales. Mientras el problema de The big short es que no es un hit de amenidad o goce, y eso también repercute, pero es una película que, sin duda, resulta muy notable, como vastamente inteligente. Un filme como The big short sube el nivel de las competidoras. Como pasa lo contrario con Brooklyn, la única obra que sobra del grupo de las 8, que no presenta méritos particulares para que este con las demás, una película francamente del montón, con una estructura defectuosa, y un notorio encanto nostálgico que no convence por lo demasiado convencional, que no presenta originalidad alguna, y se escuda bajo el (inefectivo) llamado de lo clásico y lo bonito. 

MEJOR DIRECTOR

Adam McKay (La Gran Apuesta - The Big Short)
George Miller (Mad Max: Fury Road)
Alejandro G. Iñárritu (The Revenant)
Lenny Abrahamson (La Habitación - Room)
Tom McCarthy (Spotlight)

La pelea como suele ser es la misma que en mejor película, entre Alejandro González Iñárritu y George Miller, cualquiera a mi ver estará Ok, pero creo que se lo deben de dar a Miller, por esa gran contribución que hace al séptimo arte desde un género ninguneado en buena parte.  Además está Adam McKay, toda una sorpresa, proponiendo un filme atípico en su filmografía, la concepción de un cine amable y complejo, poniéndole parte de su estilo y entendimiento del cine, y eso también luce un buen mérito para la estatuilla, pero sus posibilidades son casi nulas.

MEJOR ACTOR

Leonardo DiCaprio (The Revenant)
Michael Fassbender (Steve Jobs)
Matt Damon (The Martian)
Bryan Cranston (Trumbo)
Eddie Redmayne (La Chica Danesa - The Danish Girl)

Aquí está bastante cantado, todo apunta a que será Leonardo DiCaprio, su quinta nominación a los Oscar, tras una fama respetada y consolidada, teniendo ciertos papeles bastante difíciles e histriónicos en su carrera, que con su Hugh Glass el martirio y entrega está a todas luces y llega al máximo, y no cabe más que reconocerlo. Aunque el más talentoso del año sea Michael Fassbender, que yace en estado de gracia en Steve Jobs. En tercer lugar pongo a Bryan Cranston, un actor de no demasiada visibilidad (desde luego si ves la serie Breaking Bad la opinión cambia), en el cine no es que sea un actor con jale o espectacular, pero su Trumbo es maravilloso, en una película que despierta complicidad con la lucha de defender nuestros principios, la honra y la libertad de expresión, con un Trumbo luchador y aunque golpeado, finalmente ganador, donde el filme falla un poco en dedicarse a idealizarlo o pasar así nomás por encima ciertos lugares, no obstante su lucha pervive y Cranston le da mucha dignidad, no siendo apabullante en lo físico, pero mentalmente dotado, de quien fue a toda prueba un talentoso escritor de guiones, un sobreviviente, un tipo audaz, un buen personaje. Redmayne va de cuarto, es un actor talentoso, que no puede volar tan lejos por cierto corsé interpretativo, pero logra trasmitir carisma y ser lo necesariamente femenino en un rol poco profundo. Por último está Matt Damon, muy natural, fresco y competente, pero prescindible a un punto, que en aquella denuncia de falta de diversidad racial en estos premios Oscar donde no existe presencia de afroamericanos, pudieron nominar a Will Smith en su lugar, y no era ningún delito, por un rol impoluto y modélico del nigeriano -pero sirve plenamente de figura a la comunidad afroamericana- el Dr. Bennet Omalu, en La verdad duele (Concussion, 2015), una película solo decente, agradable e imperfecta, con una historia valiente (señalando el desarrollo de problemas mentales tras los golpes típicos del juego de la NFL), pero demasiado pulida, faltándole matices, aunque siendo una denuncia valiosa.

MEJOR ACTRIZ

Cate Blanchett (Carol)
Brie Larson (La Habitación - Room)
Saoirse Ronan (Brooklyn)
Charlotte Rampling (45 Years)
Jennifer Lawrence (Joy)

En orden, de mejor a menor interpretación:
1.- Jennifer Lawrence
2.- Brie Larson
3.- Charlotte Rampling
4.-Cate Blanchett
5.-Saoirse Ronan

La lucha pareciera que fuera entre Cate Blanchett y Brie Larson, y de cierta forma así es para muchos, pero tengo otra percepción. En Joy, una película defectuosa, Jennifer Lawrence está demasiado perfecta, en ningún momento flaquea, muestra muchos registros, es híper expresiva y natural. En segundo lugar, como le dicen, la nueva Jennifer Lawrence, la talentosa Brie Larson, más claro, imposible. Lawrence está en toda su efervescencia. Tercero, la gran Charlotte Rampling, que está re-bien, muestra una enorme carga de decepción y hasta melancolía de forma maestra en 45 años (2015). Sin embargo, no parece una actriz de demasiados registros, porque algunos priman bastante en ella, no obstante es una excelente actriz de gran trayecto. Rampling hace de muy amable inicialmente y está creíble, pero su rostro indica siempre una inclinación hacia la dureza, a la suma experiencia a ese respecto. Uno pensaría que porque eres más viejo tienes más armas (interpretativas), y claro, que hay de obvia verdad, de cierta forma Rampling fluye no más, pero en la realidad Lawrence es un arsenal a su lado. Supongo que muchos aprecian a Saoirse Ronan y se ha ganado más un lugar de privilegio en el cine, pero creo que aún es en buena parte irrelevante, no ha llegado a impresionar. A Cate Blanchett cómo no admirarla sobremanera en Diario de un escándalo (2006) pero se me cayó un poco -en medio de su celebración- con Blue Jasmine (2013). Y desde luego es muy talentosa, popular, idolatrada y con mucho por entregar en el futuro, pero a su vez me parece que yace disminuida con sus últimas performances, producto de exagerar, híper-dramatizar escenas y hasta proponer tics.

MEJOR ACTOR DE REPARTO

Christian Bale (La Gran Apuesta - The Big Short)
Tom Hardy (The revenant)
Mark Ruffalo (Spotlight)
Mark Rylance (El puente de los espías- Bridge of Spies)
Sylvester Stallone (Creed)

La lucha está dividida entre los que ven y quieren a Mark Rylance que ha saltado a la palestra y a emocionado a muchos con su frialdad/tranquilidad y extraño sentido del humor en su rol del espía ruso Rudolf Abel; y los que adoramos a Rocky, en un quehacer sentimental y nostálgico, y quisiéramos que gane Sylvester Stallone (no tan apreciado por los grandes premios, además de que representa su segunda nominación en los Oscar como actor y por el mismo personaje), pero eso no es todo, ha hecho la actuación de su vida, lleno de la sabiduría de un rol al que le ha puesto mucha dinamita y emotividad, y el tiempo le reditúa mucho, hace ahora de otro querido entrenador, logrando calar como su predecesor, Mickey Goldmill (que interpretó Burgess Meredith, en la saga de Rocky), elaborando más y tocando igual el corazón. Y bien vale que el talentoso e imprescindible Tom Hardy, que es la mejor actuación del grupo y uno de los mejores de la actualidad, se aguante hasta otra oportunidad. Por otra parte, Mark Ruffalo, el más flojo de la categoría, o un Christian Bale eficiente, dotado, pero menor, pudieron cederle el espacio a Idris Elba y evitar la denuncia de falta de diversidad racial en los Oscar, tras esa destacada actuación ruin y potente del llamado Comandante en Beasts of No Nation (2015).

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Jennifer Jason Leigh (The Hateful Eight)
Rooney Mara (Carol)
Rachel McAdams (Spotlight)
Alicia Vikander (La Chica Danesa - The Danish Girl
Kate Winslet (Steve Jobs)

En orden, de mejor a menor interpretación:
1.- Rooney Mara
2.- Alicia Vikander
3.- Kate Winslet
4.- Jennifer Jason Leigh
5.- Rachel McAdams

Jennifer Jason Leigh, que a primeras puede ser la más llamativa del grupo, perpetra un rol anhelante de premios, claro está, lo cual no es que sea malo, solo que hace todo por acaparar la atención de estos, y a la vez construye un rol demasiado rastrero y de poco tacto, aunque rabiosamente entretenido, sin embargo se trata de en buena parte mucho ruido y exageración, aunque entregada a su performance. En cambio, Rooney Mara con mucha menor aparatosidad, aparente menos atractivo que un estado de éxtasis y monstruosidad perpetuo, mediante encanto, delicadeza y sutilidad, con miradas que expresan mucha profundidad, hace algo mucho más notable y talentoso, porque lo bruto, excéntrico e hiperactivo no necesariamente siempre es lo mejor. Y lo mismo se percibe de Kate Winslet, en un papel mucho más discreto que el de Mara, en un sentido de presencia física que de expresividad, aunque desprovisto de mayor emotividad, pero con una ilustración inteligente, muy suelta y precisa, de aspecto firme, siendo una asesora, un ente de notorio soporte, donde se nota mucho la experiencia en ella. De lo que Alicia Vikander se cuela segunda y Winslet tercera, en mi apreciación, por esa clase maestra en una performance que llena todos los matices de sentimientos con una naturalidad pasmosa, solo superada por la potencia de la sutileza de Mara que trasmite tanto en un gesto mínimo. Rachel McAdams hace un papel pequeño si vemos su alcance interpretativo, que no veo casi por ninguna parte especialmente excepcional, ni siquiera como algo minimalista y sutil, su papel es de lo más común, donde solo en una conversación con su coprotagonista Mark Ruffalo se le ve destacar, indignados y comprometidos emotivamente, lo cual es muy poco rato para sobresalir en general.

MEJOR GUION ADAPTADO

La Gran Apuesta (The Big Short)
Brooklyn
Carol
The Martian
La Habitación (Room)

Carol y La Gran Apuesta lucen como las mejores, donde prima La Gran Apuesta por esa simplificación y explicación en medio del relato de una temática tan compleja, en una trasmisión y amalgama plena del best seller en que se basa. Carol está cerca, se ve competitiva, por su juego de miradas y protagonismos repartidos. Donde está la mirada de Therese, humilde pero adaptada a prueba de todo en su amor, y la mirada de Carol, sofisticada, pero trabajando la idea de cierta conveniencia. Lo cual es un juego de posiciones muy sutil que hace del lugar común una lejanía manipulable, un plus, sin sacrificar ninguna coherencia.

MEJOR PELÍCULA ANIMADA

Anomalisa
Boy and the world
Intensamente (Inside Out)
Shaun the sheep movie
When Marnie was there

En este rubro la decisión parece estar entre Inside out y Anomalisa, con el claro favoritismo de Inside out, cuando a Anomalisa se le ha tomado como la película indie si se quiere, y esto es algo engañoso, porque no es que Anomalisa desprenda demasiada originalidad o sea un canto de extravagancia, más bien es muy esperable, asumiendo el pesimismo como carta de distinción, pero manejando poca elaboración argumental. En primer lugar pongo a esa joya que es Inside out, creativa, entretenida y audaz, hasta a ratos compleja y otras veces (un poco) perdonablemente infantil, en que en el recrear las emociones la llenan de un quehacer lúdico mágico y a la vez inteligente. En segundo lugar yo pongo cierta disidencia y es Shaun the sheep, que puede ser una película clásica o convencional de animación, pero es sumamente entretenida, graciosa, tierna, en que te pasas un momento especial con el placer que otorga el problema de unas ovejas tratando de recuperar a su querido dueño perdido sin memoria en la ciudad. Todo es divertido, y cool, desde la mayor sencillez, un éxito absoluto, aun trabajando lo conocido. Boy and the world y When Marnie was there son películas que salen del lugar común de la animación del espectador promedio, y ya por ello tienen un valor especial, con la simple nominación, aparte de la calidad de cada propuesta, aunque solo hagan de figuras sin demasiada posibilidad de ganar. La brasileña con una estética singular que parte de la mente de un pequeño, en el que es un canto de festividad y vida por sobre materialismo, industrialización y duras obligaciones de subsistencia; la japonesa porque el anime es todo un mundo en sí, si bien nada en ciertas convenciones narrativas universales (aunque pudiera imaginarse una lectura subrepticia de amor prohibido, si quitamos la conclusión detallista), apelando a lo sentimental, creando una estructuración perfecta donde conviven fantasmas, frustraciones, identidad y un regocijo descubridor tras la amistad de una niña nipona solitaria, y difícil, producto de ser adoptada, con otra pequeña de rasgos europeos abandonada y maltratada en la opulencia, aunque de espíritu optimista. Son dos películas llenas de efervescencia aun padeciendo mucho sufrimiento o descubriendo que el mundo puede ser muy cruel, cosa que es toda la realidad de Anomalisa, por lo que ante semejante simpleza, revestida de audacia, la dejo al último, hallándola sobrevalorada.
                                          
MEJOR DOCUMENTAL

Amy, de Asif Kapadia        
Cartel Land, de Matthew Heineman
The Look of Silence, de Joshua Oppenheimer
What Happened, Miss Simone?, de Liz Garbus
Winter on Fire, Evgeny Afineevsky

Otra categoría cantada, que da por ganadora a Amy, de Asif Kapadia, no obstante hay un frente con la de Oppenheimer, cuando The look of silence representa supuestamente la película de las minorías, pero es que Amy es realmente sólida, fresca, inteligente y hecha magníficamente, en que Amy Winehouse es más que una cantante problemática o torpe sumida en las drogas, es un ser humano como cualquiera, alguien que se debate en la fama con una extravagancia natural. Y vemos cómo piensa desde antes de ser tan reconocida, de lo que conocemos que es la historia de un final anunciado, de alguien poco preparado para ser una estrella, aunque con una voz deliciosa, una naturaleza de jazz y blues auténtica y especial detrás del pop, en esa duplicidad entre genio musical y caos personal, desde ciertas carencias y malas compañías, por lo que el filme te ayuda a ver más allá del señalamiento más frío, y apreciar como cae en el abismo no solo una gran cantante, sino un ser poco constituido, albergando alegrías, pequeños momentos, muchas caídas, soledades, abandonos y desaciertos, y esa evolución en su carrera, la que es una película formidable por donde se le vea. Sin fisuras, y harto entretenida. Frente a The look of silence que es una muy buena propuesta, pero no tan interesante como The Act of Killing (2012) que hubiera hecho una mayor pelea. The look of silence ofrece mucho menos a comparación de Amy, a pesar de las apariencias, aunque la de Kapadia sea una construcción sin riesgo formal, sin peligro real, sino se trata de manejar archivos documentales y videos caseros, pero su lectura se perpetra muy amplia y completa. Cartel land es una obra con riesgo y complejidad, enseña tanto lo bueno como lo malo, pone a discusión a sus protagonistas, ese americano en Arizona que se encarga por cuenta propia de detener a los inmigrantes ilegales de la frontera; o exhibe el retrato del Doctor José Mireles, líder y símbolo de las autodefensas populares de Michoacan contra el narcotráfico, que revela la corrupción del gobierno. Cartel land es una gran película, puede que debilitada por su falta de compromiso, y con algunos momentos que parecen acomodados, o que la historia de Tim "Nailer" Foley, el americano creador de Arizona Border Recon, tenga una ideología que raya en la acción discutible, que es el sentido del filme, y pierde un poco la imagen del Dr. Mireles que se ve mucho más apreciable. Habiendo una estructuración argumental que es madura, pero sin querer merma una interesante mítica y le da importancia a otra menor. What Happened, Miss Simone?, de Liz Garbus, y Winter on Fire, de Evgeny Afineevsky son menores en el grupo, como para empaparse de ambos temas, la de Garbus es ver como Nina Simone yace en tantos altibajos tras cometer errores y apasionamientos en su carrera, como tener un trato violento con su marido y promotor que le dejo rezagos en su comportamiento (su hija le recrimina, pero también la admira), al igual que palpar su intenso compromiso con las libertades civiles de los afroamericanos. Se trata de conocer todo el paquete de esta artista, enfatizado en aquella pregunta crítica hacia la famosa cantante, en conocer más sobre sus puntos flacos, caída, escape, desequilibrio, dentro de un lugar musical de privilegio. Winter on fire parece la respuesta del anhelo expresivo de Hollywood a Maidan (2014), con un filme más explicativo, amable, didáctico y de mucho mayor carisma, el cual está bastante bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario con educación. No coloques enlaces a otros espacios ajenos a la bitácora. Evita dar spoilers si bien todo aporte argumental puede expresarse con sutileza. De lo contrario no se publicará.