martes, 3 de mayo de 2011

Drácula

Ésta novela es un clásico del terror, es muy popular y se sabe que se han hecho ciento de películas en su honor como otras tantas obras literarias siguiendo la estela del mito rumano. La leyenda del vampiro por excelencia nos pertenece ya a todos. Bram Stoker, su creador, dio su nombre a la inmortalidad con dicha obra. En ella yace un estilo poco utilizado, el de contar la historia a través de los diarios de cada uno de los personajes (es una novela epistolar). Los personajes van escribiendo sus pareceres mientras cuentan los sucesos que acaecen. La trama luce culta, elegante y a cierto punto inocente. La historia del vampiro es pormenorizada, se cuenta lenta y se dan datos sobre diferentes ciencias o estudios paganos o supersticiosos. El transcurrir del relato es muy detallista, está escrito para el fácil entendimiento pero con una pluma que expresa dominio y un grado de maestría.

Stoker recupera, engloba y engrandece la mitología que pululaba en su tiempo, ya que el vampiro pertenecía al folclore europeo. Hizo una obra maestra del género cuando éste recién se formaba en la literatura con algunos pequeños cuentos y despertaba el interés del público. Conjugó hechos históricos reales basándose en un gobernante rumano llamado Vlad Tepes, conocido como el empalador por su forma de castigar a los infieles de una manera brutal e inmisericorde, quien luchó contra el avance otomano del conocido Imperio turco en Europa. Pero recogió sólo algunos referentes para su ficción con los que distorsionó al verdadero Vlad Tepes utilizando el significado de su título familiar, Draculea, que significa demonio o descendiente de dragones, como el hecho de ser sanguinario y que tenía la costumbre -de su tiempo- de beber la sangre de sus enemigos en señal de robarle sus virtudes y fortalezas.

Sobre la trama del libro, Jonathan Harker viaja a Transilvania para disponer del viaje que el conde Drácula piensa hacer a Inglaterra, en su periplo en el territorio sufre acontecimientos sobrenaturales propios de una pesadilla real, descubre al monstruo y a sus tres servidoras vampíricas, cae enfermo y al volver se entrecruza con otro suceso relevante, la muerte de Lucy Westenra y su transformación en no-muerta. La esposa de Harker, Mina, cae en el mismo mal que su mejor amiga Lucy, y sus compañeros cercanos como su marido tratan de salvarla, para ello un aristócrata Lord Arthur Holmwood, el noble americano Quincey Morris y el Doctor Seward recurren a un viejo doctor experto en mitológica y oscurantismo llamado Abraham Van Helsing. Los cinco planean matar al Conde Drácula. En su misión surge una persecución implacable ante el retorno de éste a su hogar.

El libro dispone de un aire tétrico, siniestro y meditabundo muy bien trabajado como la llegada del Conde Drácula por barco a Inglaterra. La muerte de la tripulación, la niebla y el perro hacen de la narración un magnífico despliegue de inventiva. También rescato toda la estancia de Harker en Transilvania que alberga bastante suspenso y que con tranquilidad sabia descubre al vampiro. Las características que rodean a Drácula son muchas y generan una trama muy rica. Stoker se toma buen tiempo en perfilar al grupo que combate a Drácula, a los que podemos conocer perfectamente por medio de sus diarios. Además da grandeza a la novela la intervención del loco Renfield y las observaciones por parte del Doctor Seward de sus cambios mentales, como sus aficiones esquizofrénicas, entre ellas comer moscas; e igualmente la desgracia que rodea a Lucy Westenra que evoluciona paulatinamente hasta su conversión en la sombra que acecha niños fuera del cementerio donde yace enterrada.

Por todo es una lectura apasionante porque vemos el origen de la gran leyenda, una obra literaria indispensable en la cultura general de todo lector, que aunque su detallismo nos exige paciencia finalmente es de las que valen la pena el esfuerzo retribuido en nuestra memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario con educación. No coloques enlaces a otros espacios. Evita dar spoilers si bien todo aporte argumental puede expresarse con sutileza. De lo contrario no se publicará.